Desarrollo de software a medida

Nuestras aplicaciones desarrolladas bajo el paradigma del SaaS (Software As A Service), ofrecen una serie de ventajas competitivas.

  • Inversión inicial CERO

    Se elimina el riesgo de inversión necesario para la compra de equipos (Servidores, Sistemas operativos, conectividad, etc.)

  • No necesita infraestructura técnica

    El cliente no tiene por que tener ninguna infraestructura técnica para su utilización. Ya que el modelo de cloud o alojamiento en la nube le permitirá despreocuparse del "donde" ni del "cuando"

  • Ahorro de costes en mantenimiento

    El cliente no necesita disponer de un equipo técnico para el mantenimiento de la aplicación. Ya que es ISCON al permitir centralizar los productos, la que se encarga en todo momento.

  • Instalación óptima

    Al permitir centralizar los recursos, se garantiza una ejecución y compatibilidad optima de las aplicaciones.

  • Sistema escalable

    El rendimiento de la plataforma esta asegurado ya que permite en cada caso escalar la infraestructura técnica, a las necesidades particulares de cada cliente.

  • Compatibilidad 100%

    Al ser soluciones web, garantiza el acceso desde cualquier dispositivo o entorno que disponga de un navegador web, compatible con los estándares XHTML y CSS. Es decir, Independientemente del tipo de sistema operativo, o dispositivo que tenga el cliente, la aplicación es accesible y utilizable.

  • Disponibilidad 24*7*365

    ISCON propone alianzas extratégicas con DataCenters que permiten disponer de un acceso de las aplicaciones a cualquier hora del día, cualquier día del año.

  • Disponibilidad geográfica

    Las aplicaciones son accesibles desde cualquier lugar del mundo, siempre que disponga de acceso a Internet.


Proceso de desarrollo

EN ISCON nos gusta planificar y no dejar nada para la suerte. Es por ello que todos nuestros proyectos, se rigen por una ingeniería del software eficiente y consensuada a partes iguales entre nuestros clientes y nuestra experiencia propia.

Cubrimos todo el ciclo de vida del proyecto, desde su fase de definición, hasta la puesta en marcha del proyecto pasando por las distintas fases de análisis, implementación y control de calidad.

  • Fase I: Definición y alcance.

    Analizamos el tipo de producto que necesita, partiendo de la visión única que cada cliente tiene.

  • Fase II: Análisis y diseño del software.

    Realizamos el análisis funcional y el diseño del software, donde le asesoramos sobre el mejor tipo de desarrollo o producto.

  • Fase III: Desarrollo del software.

    Desarrollamos una versión preliminar (Alfa), siempre en comunicación con el cliente.

  • Fase IV: Control de calidad y aceptación del cliente.

    Realizamos controles exhaustivos a través de planes de prueba que verifiquen el correcto funcionamiento del Software. Además se incluyen pruebas de aceptación por parte del cliente para verificar el correcto funcionamiento del producto

  • Fase V: Despliegue del proyecto y puesta en real.

    Despliegue de la aplicación en producción y entrega de los elementos acordados con el cliente en el proyecto.